deRutas

Bastones de trekking

BASTONES DE TREKKING: PARA QUÉ SIRVEN Y CÓMO USARLOS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Hace 15 años, ver a alguien usando unos bastones de trekking en las montañas españolas era más difícil que doblar una sábana bajera. Misión imposible. Por suerte, esto pasó a mejor vida y hoy en día es raro el senderista que no los lleva. Se han convertido en compañeros inseparables y no me extraña en absoluto: los beneficios de caminar con bastones de senderismo son tantos que más que una ayuda, parecen un milagro. ¿Los has utilizado alguna vez? Si no, ya estás tardando. Aquí debajo te respondo a las dudas más frecuentes para que los utilices como un auténtico profesional. ¡Vamos a por ellas!

TABLA DE CONTENIDOS

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS BASTONES DE TREKKING?

Los bastones trekking son una ayuda fantástica para hacer senderismo (yo ya no sé salir sin ellos). No solo sirven para amortiguar la pisada y suavizar el impacto en músculos y articulaciones, sino que, además, son un punto de apoyo extra en la montaña donde el equilibrio es fundamental. ¿No te lo crees? Aquí te dejo algunos de sus beneficios. 

5 BENEFICIOS DE CAMINAR CON BASTONES DE SENDERISMO…

1. AUMENTAN LA CONCENTRACIÓN. Al usar los bastones de trekking, estás más pendiente de tu paso y mejora tu concentración. Algunos senderistas se quejan de que no prestan la misma atención al entorno (y no les quito la razón), pero tiempo al tiempo: cuando te acostumbras a la técnica, se volverá una acción de lo más natural y se transforman en una prolongación de tus brazos. Los echarás de menos cuando te los dejes en casa.

2. MEJORAN EL EQUILIBRIO Y LA ESTABILIDAD. Torrentes de piedras, zonas nevadas, cruce de ríos… El senderismo es una actividad en la que el equilibrio es básico si no quieres acabar descalabrado en una zanja. Los palos de senderismo actúan como dos nuevos puntos de apoyo.

3. PUEDES TANTEAR SIN LAS MANOS. Es probable que nunca te pase, pero conozco a un senderista, con el que compartí mesa en el refugio del Comapedrosa (Andorra), que esa misma mañana había tenido un encontronazo con una víbora en un sendero y que la tuvo que apartar con el bastón; de allí no había quien la moviese (me extrañó hasta que me enseñó un vídeo. Son animales huidizos). Yo los utilizo para apartar las telarañas que me encuentro en los senderos de buena mañana; de esas que te hacen entrar en pánico si te rozan la cara.

Pero no solo de bichos va el asunto. Utilízalos para comprobar la profundidad de un río antes de cruzarlo, en una zona pantanosa o para ahuyentar a unas vacas que se hayan acercado demasiado. Son unos animales muy curiosos.

4. FORTALECEN EL TREN SUPERIOR. ¿Tienes agujetas en los brazos y el cuello después de tu primer día utilizando palos de senderismo? Es lo más normal del mundo. Gracias a ellos la actividad se vuelve más completa por la tracción que ejerces con los brazos al caminar. Ya tienes otra excusa para borrarte del gimnasio.

5. QUITAN CARGA A LAS RODILLAS. El senderismo no es una actividad de gran impacto, pero si eres un senderista muy activo, puedes llegar a acumular algunos centenares de kilómetros todos los meses, en muchas ocasiones, con una mochila de varios kilos a la espada. Independientemente de tipo de bastones de senderismo que utilices, todos cumplen una función principal: quitan carga a las articulaciones, a la zona lumbar o la espalda. De hecho, la mayoría de tu cuerpo se beneficia de ello. Es posible que pienses que a corto plazo no tienen demasiada repercusión, pero te aseguro que lo vas a notar mucho a la larga. ¿Quieres que las rodillas te aguanten “hasta el final”? Úsalos, salva tus rodillas.

Bastones de trekking
Una vez te acostumbres a ellos, no podrás salir a la montaña sin llevarlos contigo.

... Y 3 TRES INCONVENIENTES

¿Desventaja? ¿Cómo es posible? Sí, lo sé, suena extraño. Sin embargo, existen tres desventajas de usar bastones de senderismo que, sin ser el fin del mundo, es importante que conozcas.

1. DISMINUYEN EL EQUILIBRIO. “¡Buah! Ahora sí que estoy confundido ¿No habíamos dicho que hacían justamente lo contrario?” Pues sí… Y no. Lo cierto es que depender constantemente de los bastones hace que te acostumbres a llevar cuatro puntos de apoyo, y eso hace que tu equilibrio empeore cuando no los usas. De todas formas, no tienes que preocuparse demasiado: esto pasa en personas que utilizan los bastones con mucha frecuencia. Si sales una vez a la semana a hacer senderismo, llévatelos sin pensarlo.

2. PEOR REACCIÓN ANTE UNA CAÍDA. Si vas por la montaña, tropiezas, te vas de morros al suelo y llevas los bastones de senderismo, vas a tener las manos ocupadas y te va a resultar mucho más difícil amortiguar la caída. Si encima llevas la dragonera alrededor de la muñeca (correa de sujeción de los bastones de trekking), mal asunto. En la montaña, nunca te la enrolles para que puedas soltar el bastón rápidamente en caso de caída. Puedes ver las partes en la infografía de este artículo.

3. MAYOR FRECUENCIA CARDÍACA. Al aumentar la actividad en las extremidades superiores deberías esperar un incremento de la frecuencia cardiaca. “¿Debería preocuparme?” El incremento es mínimo, así que a menos que tengas problemas de salud, no debería suponerte un problema.

Los bastones de senderismo disminuyen el impacto sobre las articulaciones al caminar (y es un motivo más que suficiente para llevarlos)

¿CÓMO USAR LOS BASTONES DE TREKKING? LA TÉCNICA

Los bastones de senderismo se utilizan para acompañar a la marcha y distribuir el esfuerzo con el tren superior. El movimiento natural es el de “mano y pie opuesto”. Esto quiere decir que, cuando des un paso con el pie derecho, tendrás que clavar el bastón izquierdo y viceversa. Es un movimiento que puede parecer difícil y poco natural en las primeras salidas, pero te aseguro que te acabas acostumbrando mucho más rápido de lo que te imaginas. No desistas, el esfuerzo acaba mereciendo la pena. Cuando te haces con la técnica, se vuelve una acción de lo más natural y los bastones se transforman en una prolongación de tus brazos.

¿La técnica es siempre esta? Para nada, pero es la base. Una vez la aprendas, te darás cuenta de que, en ocasiones, resulta más sencillo clavar los dos bastones a la vez para progresar en pendientes de ascenso muy pronunciadas o incluso en bajadas para amortiguar tu peso y el de tu mochila. 

PARTES DE LOS BASTONES DE TREKKING

Creo que la mejor forma de enseñarte las partes de unos bastones de trekking es con una infografía. No quiero hacerte perder el tiempo, así que aquí debajo te la dejo. 

Bastones de trekking

TIPOS DE BASTONES DE SENDERISMO

BASTONES DE TREKKING TELESCÓPICOS

Son los clásicos. Los segmentos del bastón van metidos los unos dentro de los otros. Dependiendo del tipo de cierre, pueden ser de expansivo o de pinza. Por un lado, los de expansivo se ajustan enroscando. Son más baratos que los que llevan pinza, pero tienen el inconveniente de que se encasquillan más. Eso sin contar que con las manos embadurnadas de crema solar y con el sudor chorreando por los brazos, desenroscarlos después de un día de uso puede ser una auténtica odisea. Los de pinza son más caros, sí, pero es un sistema mucho más duradero y fácil de ajustar.

BASTONES DE TREKKING PLEGABLES

Son más recientes que los telescópicos y se han hecho populares gracias a las carreras de montaña. Los bastones de trekking plegables no llevan cierre, y los segmentos van encajados uno dentro del otro y tensados por el cordón que hace de nervio central. El sistema es más sencillo que el de los bastones telescópicos, se montan más rápido, y suelen ser más ligeros y compactos. El principal inconveniente es que no se alargan tanto como los telescópicos y no son tan resistentes. No podían ser perfectos.

Si quieres que las rodillas te duren hasta "el final", utiliza bastones de senderismo cuando vayas a la montaña. Son mano de santo en las bajadas.

AJUSTAR LOS BASTONES DE TREKKING

1. PARA CAMINAR EN LLANO. Ajusta la altura de los tramos para que, con el bastón clavado en el suelo, el codo forme un ángulo de 90º. Así de fácil. Intenta que, al sacar cada uno de los tramos y ajustarlos, tengan el mismo tamaño para que soporten la misma presión.

2. PARA ASCENDER. Acórtalos. Aquí no hay un tamaño definido. Acórtalos dependiendo de la inclinación del terreno. A más inclinación, más tendrás que acortarlos. En el caso de caminar por terrenos muy irregulares o en pequeñas trepadas, lo mejor es que los pliegues y los guardes en la mochila.

3. PARA DESCENDER. Alárgalos hasta que, al clavar el bastón en el suelo, el ángulo del codo sea mayor de 90º. Aquí puedes alargarlos (casi) tanto como quieras. La clavada del bastón es la más adelantada de las tres para poder amortiguar la bajada, pero cuidado con alargar el bastón de senderismo demasiado: a medida que lo alargas, va perdiendo fuerza en la estructura y podría partirse (a mi me ha pasado un par de veces y por poco me clavo uno de los trozos. Todavía sudo de pensarlo).

¿CUÁNTOS BASTONES DE SENDERISMO USAR?

Lo mejor es utilizar dos bastones de senderismo, esto te dará una marcha mucho más equilibrada y evitarás sobrecargar una parte de tu cuerpo. ¿Tienes solo uno? No hay problema. Cámbialo de lado de vez en cuando para equilibrar el esfuerzo.

Utiliza dos bastones de trekking en vez de uno. Tendrás una marcha mucho más equilibrada.

VOLAR CON BASTONES DE TREKKING

No, no me refiero a que cojas los bastones y eches a volar, no van por ahí los tiros. Me refiero al equipaje de mano, claro. Pues bien, lo cierto es que he visto senderistas en la zona de embarque de algunos aeropuertos con bastones de senderismo, pero en España, AENA no permite llevarlos en el avión (no depende de la compañía, sino del control de seguridad). Factúralos con las piquetas de la tienda de campaña, aunque es probable que sea más barato comprarlos en tu destino. Aquí te dejo el enlace de los objetos que prohíbe AENA en el equipaje de mano.

Exceptuando contadísimas excepciones, no es posible llevar bastones de trekking en el equipaje de mano. Factúralos siempre.

Bastones de trekking
No solo para salidas veraniegas; también puedes utilizar los bastones en la nieve (y van fenomenal).

CAMBIAR LAS PUNTAS DE UNOS BASTONES DE TREKKING

Es posible que te haya pasado: Le das tanta caña al senderismo que acabas partiendo una de las puntas. Pero no te preocupes, vamos a ver qué hacer en este caso.

Primero, que no “panda el cúnico”. Unos bastones de senderismo con la punta partida continúan siendo una herramienta muy útil. Esto no quiere decir que te olvides de ellos y sigas funcionando como si nada. Es importante que los repares tan pronto como puedas: un bastón sin punta tiene menos “clavada” y agarre.

Pero no te preocupes porque tiene fácil solución: en las tiendas de deportes de montaña venden recambios para las puntas e incluso, si lo pides, es probable que te ayuden a cambiarlas (llevan un sistema por presión muy simple, pero que está duro como mil demonios).

Una vez cambiada la punta, el bastón está listo para funcionar. Si es de calidad, te durará otros mil kilómetros. ¡A por ellos, tigre!

 

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.